Para construir un hechizo o un conjuro apropiado es necesario, como primer paso, tener cierto conocimiento mágico.

En este conocimiento de la magia blanca se deben incluir las palabras de poder adecuadas, se deben conocer las herramientas que se han de utilizar, se debe además, visualizar correctamente y poseer fundamentalmente un conocimiento que permita la elección correcta de todo lo que se relacione con las energías del hechizo o del conjuro.

Todo esto significa que si se desea hacer un conjuro para atraer el dinero, no sería muy útil utilizar una hierba con poderes de expulsión.

¿Cómo hacer mi propio hechizo?

Si bien los hechizos, conjuros o rituales se pueden encontrar en distintos libros o se pueden aprender de otros wiccanos, también pueden crearse a propia voluntad.

como hacer un hechizo

La magia blanca y los hechizos practican una disciplina que promueve el libre pensamiento, la creatividad artística, la propia individualidad y el crecimiento personal, psíquico y espiritual, de esta forma indica que se pueden escribir los propios conjuros y hechizos que tendrán como ventaja que contarán con un significado más profundo.

Cuando se escribe el propio hechizo, se está poniendo en marcha todo el propio empeño y el poder interno en el conjuro, y como fue creado personalmente el propósito estará exactamente relacionado con lo que se desea.

Como crear tu propio hechizo

Para llevar a cabo esta tarea será necesario tener un conocimiento básico es decir, saber todo acerca de la magia, conocer los distintos modos para aumentar, dirigir y proyectar la energía en la tierra.

También se debe tener muy claro el propósito de lo que se quiere realizar, es decir antes de comenzar cualquier tipo de hechizo será necesario tener un sentido muy claro de lo que se busca con la ejecución del mismo. 

Es sumamente importante que la energía mágica esté bien dirigida, y evitar que la mala definición del propósito disperse esa energía.

Una posibilidad es expresar en una sola frase, coherente y clara, qué es lo que se desea.

Cuando realizar un hechizo

Otra de las condiciones fundamentales es la de conocer el momento adecuado para realizarlo, para obtener resultados positivos.

Los momentos están relacionados con la astrología, y el mago o brujo, muchas veces tiene que tener cierto conocimiento, para adaptar cada conjuro a las condiciones astrológicas del momento en que lo está realizando.

En este arte, la conjunción del conocimiento y de la sabiduría es lo que debe permitir obtener la seguridad del momento adecuado para llevar a cabo la magia y el hechizo.

Esta conjunción permite saber que se cuenta con el medio apropiado para enfrentar el problema y solucionarlo, o si es necesario esperar, estudiarlo y realizarlo en otro momento, en el que se puedan obtener resultados positivos.

Como realizar un hechizo

Muchos brujos o magos piensan que hay una gran tendencia a llevar a cabo conjuros o hechizos sin ningún tipo de reflexión previa.

Es imprescindible que quien está realizando la magia tenga limpia su propia casa, es decir, tiene que tener en orden sus propios problemas para poder solucionar los problemas de los demás.

Para desarrollar este arte tan exigente es necesario tener la mente bien despejada, fijarse el objetivo y tener siempre su propia vida bajo control.

Como funcionan los conjuros y y hechizos

Por otro lado, es conveniente tener en claro que la magia no es algo que tiene el poder de curar todo, a veces es necesario, para alcanzar el éxito, combinar los conjuros y hechizos con la sabiduría y los conocimientos convencionales.

Muchas veces resulta necesario, para obtener el éxito de un hechizo o de un conjuro, recurrir a personas que estén ampliamente familiarizadas con técnicas naturales.

Uso de la luna en los hechizos

Además del conocimiento de la magia y de sus poderes, se deben tener en cuenta las fases lunares y los días de la semana apropiados para el tipo de ritual.

Es sabido que la Luna es mucho más que un satélite natural, tiene además una conexión muy mística con la magia.

Por esto, los hechizos y conjuros relacionados con la atracción se deben realizar cuando la Luna se encuentra en su fase creciente, y cuando se quiere obtener un resultado de expulsión o de eliminación, se debe realizar durante una Luna en su fase decreciente.

Los elementos y la luna en los conjuros

Por otro lado, cuando se necesita emplear fuego en el ritual, se deberá realizar durante el tiempo en que la Luna se encuentra en los signos de Leo, Aries y Sagitario.

Cuando el elemento que se necesita es la tierra, la Luna debe estar en los signos de Tauro, Virgo y Capricornio.

Si el elemento a utilizar es el aire, se debe esperar que la Luna esté en Géminis, Libra y Acuario.

Por último cuando el elemento que se debe utilizar es el agua se debe esperar que la Luna se encuentre en Cáncer, Escorpio y Piscis.

Además de estas conexiones lunares se deben conocer la influencia que tienen los colores sobre los resultados que se esperan y sobre el trabajo mágico que se está llevando a cabo, y la influencia de las hierbas, conociendo qué tipo de hierba y cómo se debe usar para cada propósito especial.

Consejos para realizar hechizos

Además todo el conocimiento debe estar fundamentado en la racionalidad, porque se debe tener en claro cuáles de los objetivo son alcanzables y cuáles no los son.

Por otro lado, cualquier tipo de hechizo, ritual o conjuro debe respetar las leyes naturales, porque de no ser así solo se obtendrá el fracaso como resultado. 

Se debe tener en claro que estos actos conducen, no a lograr cosas imposibles, sino que buscan que la mente entre en contacto con una proyección astral para concretar las cosas que parecían imposibles, en el mundo real.

Otras de las condiciones establecidas a través del tiempo, entre todos aquellos que se dedican a llevar a cabo este arte, es el de guardar silencio para proteger la energía puesta en cada uno de los hechizos o conjuros.

Dicen que cuando el poder se comparte se corre el riego de perderlo, porque el silencio hace que el poder y la atención se concentren en cada acto de magia. 

El mago no debe hablar de su magia con nadie, los comentarios informales, con las personas equivocadas pueden acarrear ciertas dificultades en el trabajo en sí.

Esto es así porque fundamentalmente se debe evitar cualquier tipo de suposiciones, porque nunca se puede conocer si las otras personas tienen sentimientos ocultos, celos, energías negativas que pueden influir en los resultados de los hechizos o conjuros.

Los hechizos SI funcionan

Los magos o brujos tienen éxito cuando se involucran emocionalmente con las necesidades del otro, cuando tiene el conocimiento y la confianza plena en sí mismo.

Los hechizos funcionan, cuando la persona que los realiza tiene la capacidad de crear las formas del pensamiento en el ámbito astral y el conocimiento suficiente para lograr la integración en el mundo físico a través de la dedicación y de la voluntad. 

Sobre todo tienen que tener muy claro que el proceso de formación es continuo, estudiar permanentemente este arte y vivir toda la vida su fe.

¿Por qué no funciona mi hechizo?

Se corre el riesgo de fallar en la realización de un hechizo cuando se cometen ciertos errores:

  • Uno de los más habituales es no tener muy bien definido el objetivo que dará impulso al trabajo.
  • También no funcionan los hechizos de magia blanca, cuando existe alguna, por más pequeña que sea, posibilidad de hacer daño a otra persona.
  • Cuando no se tienen de antemano todos los elementos que se necesitan o cuando se usan elementos que no han sido limpiados y aún están cargados de energía negativa.
  • Si hay una mala disposición anímica, es decir que está preso de algún sentimiento negativo, se debe estar totalmente tranquilo, es decir, se debe contar con un espíritu y una mente saludable.
  • No funcionan o tienen poca efectividad mis hechizos cuando no se ha acertado con el día correcto para realizarlo.

Finalmente se debe tener en cuenta que cuando se termina el ritual se debe cerrar con cualquier tipo de palabra o sonido, que esté indicando que se pone fin a la proyección de energía.

Por otra parte, hay que tener muy en cuenta que ningún hechizo dará los resultados que se esperan si no se respetan los fundamentos esenciales de la magia, ya que la base de cualquier actividad esotérica, requiere el perfeccionamiento del espíritu, su desarrollo y su evolución.


Inciensos y como usarlos en la Magia Blanca

Como ya es sabido los perfumes y los inciensos son los elementos más utilizados, y siempre se cuenta con un incensario en las ceremonias de magia, en los ritos, cuando es necesario consultar a los dioses, etc.

La fragancia de los inciensos además de ser utilizada para agradar a las deidades, se utilizaba para neutralizar los olores durante las ceremonias realizadas a los muertos, los egipcios, por su parte, los usaban para desterrar enfermedades y demonios.

Para todos los que se dedican a las artes del ocultismo o del espiritismo, el incienso es unos de los elementos que les permite tener ciertas revelaciones de los espíritus que se encuentran en todos lados, se considera que existe una conexión divina y sagrada cuando un incienso se está quemando.

Inciensos en magia y como usarlos


Aceites esotéricos y su uso en la Magia

Es sabido que la voluntad y la fe del hombre se ponen en marcha a favor del hechizo o el amuleto correspondiente, los aceites y esencias ayudan a ello. Es el mago el que intenta, a partir del pensamiento, que las cosas sucedan, fundamentándose en la base de esa relación entre el pensamiento y el objeto que lo representa.

También, para la magia blanca el poder sobrenatural radica en elementos de la naturaleza; por eso se utilizan raíces, minerales, hierbas y aceites, etc., que ofrecen un poder divino, todos estos son elementos que el hombre puede utilizar a favor o en contra de la vida.

Desde la antigüedad los perfumes y los aromas han tenido una función vital para estimular los sentidos y conducir a ciertas visiones.

Aceites mágicos y como usarlos


Espiritus Elementales como Invocarlos

La magia en toda su amplitud considera cuatro elementos, el Agua, el Fuego, el Aire y la Tierra, a los que se llama espíritus elementales.

Teniendo en cuenta que a estos elementos no se los toma en cuenta como una sustancia analizada por la química sino que se los considera como una gran fuente de poder son, para la magia blanca, fuerzas cósmicas representadas por seres vivos que son imperceptibles para el ojo común.

Estas fuerzas de la naturaleza son utilizadas en el Arte de de la Magia, a ellas se les pide permanentemente ayuda, y con ellas es preferible entablar una muy buena amistad, es importante aprender a invocarlos.

Espíritus Elementales como invocarlos