Ritual para abrir el camino de la buena suerte

Este ritual es bueno para realizarlo cuando una persona no cuente con las posibilidades de triunfar, de alcanzar los logros, de cumplir con las metas, porque siempre se interpone algo o alguien en el camino que hace que las cosas no sucedan como se esperaban, es cuando comúnmente se siente que la suerte no está presente. Permitirá abrir el camino que conduzca al triunfo y al logro de las metas propuestas.

Los materiales que se necesitan para este ritual son:

Miel de abejas.
Un papel de color verde, sin líneas.
Hierbas y polvos rituales, incienso, mirra, eucalipto, romero, cáscaras de ajo y de cebolla.
Un objeto personal (un dije, un anillo, una pulserita, etc.).
Óleo aromático.
Una vela blanca.
Dos velas de color rojo.
Una vela de color celeste.
Una vela de color naranja.
Una vela de color marrón.
Una vela de color verde.
Una vela amarilla.
Una vela hombre o mujer según quien esté realizando el ritual.
Perfume personal.

Procedimiento:

Antes de de comenzar el ritual se debe preparar el lugar, en el cual debe colocar una mesa que cumplirá la función de altar, esta se cubrirá con un mantel de del color que resulte de su agrado.

Es necesario también conjurar todas las velas, lo que se realizará pasándole el óleo aromático desde la base hasta la mecha.

Luego se encenderá una vela blanca de protección, que se ubicará en un ángulo de la mesa. Cuando esta esté encendida se rezará una oración dedicada al santo de su devoción para que lo proteja durante todo el ritual y que elimine todas las energías negativas que pueden estar rondando. También se puede colocar cerca de esta vela una estampita del santo. (Si no tiene muy claro que santo elegir, se puede optar por pedirle guía y protección a San Miguel Arcángel).

A continuación se realizará una defumacion, encendiendo los carbones y colocando sobre ellos una parte de las hierbas rituales y los polvos. Esto se de debe realizar comenzando desde el lado izquierdo de la casa, desde la puerta de entrada. Una vez que se termine la defumacion se colocará el recipiente en un lugar seguro hasta que se consuma. (No se debe apagar).

En el centro de la mesa, preparada para el ritual, se colocará la vela hombre o mujer según corresponda, porque será la que represente al quien está realizando el ritual, luego se rodeará la base de vela con la miel.

Al lado de esta vela se debe colocar el papel doblado en cuatro parte iguales, en el que se habrá escrito con anterioridad: “deseo que se abra el camino de la buena suerte”, los elementos que se desean energizar y el perfume personal destapado.

Alrededor de esta vela, formando un círculo se colocarán las 5 velas restantes. Con el resto de la miel y de las hierbas, se realizará un camino desde la vela central hacia cada una de las cinco velas.

Una vez que se haya organizado todo se comenzará a encender cada una de las velas, mientras se mantienen abiertos a la llegada de la buena suerte. El encendido se debe comenzar por la vela central y se continuará de la siguiente manera: la vela verde, de la salud; la vela amarilla, del dinero; la vela celeste, de la armonía del hogar; la roja, del amor; la vela naranja, que representa el trabajo; la vela marrón, para dar fuerza a los proyectos o propósitos.

Luego que las velas se hayan terminado de consumir, se juntarán todos sus restos que juntos con los de la defumacion serán arrojados en un lugar verde. Los objetos personales, junto con el perfume se colocarán en un lugar seguro lejos de las miradas de curiosos. Estos elementos pueden ser usados todas las veces que se crean convenientes, y se les podrá realizar cualquier tipo de pedido. El perfume, que será también de uso personal exclusivo funcionará, como una excelente fuente de energía.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *