Ritual para atraer a la buena suerte

Este ritual es ideal para alejar las energías negativas que ingresan a la casa y que dan lugar a la mala suerte. El día más favorable para realizarlo es el domingo, cuando el sol ya haya caído.

Materiales necesarios para llevar a cabo este ritual:

Un sahumerio aroma a canela.
Tres carboncitos vegetales.
Un recipiente apto para encender los carbones.
Incienso en grano, romero, ruda y hojas de laurel.
Una botella de vidrio transparente con tapa.
Aguas de río, de lluvia, de mar, de pozo, de rosas y agua bendita.
Un papel en blanco.
Cinco velas Tumba Trabajos. (Así se llaman estas velas, vale decir que se venden con ese nombre).
Una vela blanca.
Una vela Abre Caminos.
Una estampita del santo de su devoción.
Extractos de vainilla y de frutillas.
Raíces de jalapa y de Sangre de Dragón.
Hojas secas de naranjas.
Cinco semillas de girasol.
Cinco semillas de anís.

Procedimiento para llevar a cabo el ritual.

Como todo ritual, antes de comenzar es imprescindible limpiar muy bien el lugar donde se lo ha de llevar a cabo para obtener así, resultados efectivos. Esto se tiene que realizar un par de horas antes de que caiga el sol del día domingo que se haya elegido.

Para realizar la limpieza se encenderán muy bien los carbones en el recipiente apto para tal fin, una vez que los carbones estén todos muy bien encendidos se les irá incorporando de a poco, el incienso en grano, el romero, la ruda y las hojas de laurel.

Una vez que todos los elementos estén incorporados, se comenzará la defumación. Ésta se realizará recorriendo los cuatro rincones de la habitación, en sentido contrario de las agujas del reloj, una vez que todo este impregnado del humo emanado de los carbones, se ubicará el recipiente en el centro de la misma hasta que se terminen de consumir. (Al día siguiente los residuos de la defumación se arrojarán a un caudal de agua).

A continuación, se encenderá el incienso cerca de los elementos que se han reunido para realizar el ritual. En el papel en blanco se escribirá lo siguiente: “Suerte para mi,…. (Se escribirá el nombre completo de quien está realizando el ritual), y para toda mi familia”.

Luego se tomará la botella y se le colocará en su interior todos los ingredientes, las raíces, las semillas y las cáscaras de naranja, a medida que se introduce cada elemento se solicitará al santo de su devoción que lo libere de todo mal. Por último se debe meter dentro de la botella el papel escrito, en forma de rollito, y por último se incorporarán las distintas aguas y las esencias.

Después, se colocará la botella destapada cerca de la estampita del santo elegido. Estos dos elementos deben ser iluminados durante siete noches seguidas por las velas solicitadas, en el siguiente orden: en cada una de las cinco primeras noches se encenderán las velas Tumba Trabajos, el sexto día se encenderá la vela Abre Caminos y el séptimo día se encenderá la vela blanca.

Este último día del ritual y antes de que la última vela, se consuma se procederá a agradecer de la siguiente manera: “A todos los santos y a todas las entidades les agradezco por eliminar las energías negativas y abrir mi camino para que por él ingrese la buena suerte. Les doy gracia por los favores concedidos”

La botella tiene que estar destapada durante cada noche que se encienden las velas. Todos los días al amanecer se procederá a tapar muy bien la botella y a juntar todos los residuos de velas que se pondrán en una bolsita de plástico y se enterrarán en un lugar poblado de árboles.

Cuando ya hayan pasado los cinco días se guardará la imagen de del santo, y la botella se debe ubicarse en un lugar oculto, tal como un mueble en la entrada de la casa, fuera del alcance de curiosos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *