Ritual para conseguir un mejor puesto trabajo

Este ritual es ideal para conseguir un nuevo puesto trabajo, cuando no se está conforme con el trabajo que se tiene, ya sea porque el dinero que se recibe como remuneración no es suficiente, o no se valoran las propias capacidades, o no se siente a gusto en ese lugar.

La mejor noche para llevar a cabo este ritual es una noche de Luna Llena, cuando ésta brinda toda su energía. Es indispensable elegir un lugar tranquilo, libre de personas o de ruidos, ya que se necesita una muy buen concentración en lo que se desea, a lo largo del ritual.

Materiales necesarios para realizar este ritual.

Una hoja de papel amarilla.
Una vela roja.
Una vela combinada amarilla y roja.
Siete velas amarillas.
Una vela verde.
Una vela negra.
Miel de abeja.
Carbón.
Un frasco con agua bendecida.
Incienso, eucalipto, retama, mirra, lavanda, ruda, olivo, menta;
Una bandeja de metal nueva.
Una lapicera de color rojo.

Pasos para realizar el ritual.

Antes de comenzar el ritual se deberá escribir en la vela de dos colores, el nombre completo de la persona a la que va dirigida el ritual, esto se debe realizar con una aguja nueva.

En la vela de color negro se debe escribir el nombre de la empresa en la que se esta trabajando o en la que se quiere trabajar. En la vela de color verde se debe escribir el puesto de trabajo que se desea asumir y en la roja se escribirá otra vez el nombre completo de la persona que desea el cambio de trabajo. Una vez que se hayan escrito todas las velas se enterrará el alfiler en un lugar del jardín o en una maceta.

A continuación, se tomará el papel amarillo y con la lapicera de color rojo, se escribirá, de manera especifica. El puesto de trabajo que se desea adquirir en la empresa o en lugar de trabajo, este papel se lo doblará en forma de triángulo y se lo untará con abundante miel, y se lo colocará sobre la bandeja metálica. A continuación, se debe escribir con otro alfiler, en cada una de las velas amarillas, nuevamente, el puesto de trabajo que se desea.

Cuando esté todo preparado, se encenderán los carbones y cuando estén bien encendidos, se les colocará encima las hierbas con las que se comenzará la defumación del lugar, una vez que el ambiente este totalmente aromatizado, se apoyará el recipiente en un lugar seguro y se lo dejará prendido durante todo el ritual. Luego, se encenderá la primera vela combinada y se la ubicará cerca del papel con miel. Cerca de estos dos elementos, se colocará el fresco de agua bendita, destapado para que se energice.

A continuación, y con la misma llama de esta vela se encenderán las otras velas, en el siguiente orden, la negra primero, que será colocada al izquierda de la bandeja, luego se encenderá la verde que se colocará a la derecha, y por último se encenderá la vela de color rojo que se colocará en el centro de la bandeja.

Durante los siguientes siete días, se encenderán las velas amarillas, las que deberán encenderse en el mismo horario que se inició el ritual, y permanecerán encendidas durante tres horas, luego de las cuales se procederá a apagarlas con la punta de los dedos humedecidos.

Una vez que hayan pasado los siete días, se juntarán todos los residuos de vela junto con el papel, y los restos de carbón, y se los arrojará en un curso de agua.

El frasco con agua bendita se lo debe guardar tapado en un lugar donde nadie pueda tener acceso a él y servirá como amuleto de la suerte para llevarlo diariamente al trabajo hasta que se consiga el puesto deseado. Una vez instalado en el puesto de trabajo, se debe rociar con el agua bendecida y energizada, todos los rincones del nuevo lugar de trabajo que se le ha otorgado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *