Ritual para mejorar la relación laboral

Este ritual es ideal para eliminar y neutralizar las energías negativas de las personas con las que diariamente se está trabajando.

Materiales necesarios para llevar a cabo este ritual.

Una fuente de barro.
Una naranja.
Aceite comestible de maíz.
Azúcar.
Hierbas: olivo, mirra, sándalo, lavanda, cáscara de naranja y laurel.
Carbón vegetal o de autoencendido
Dos cruces de madera, que pueden ser hechas a manos con dos palos o maderitas.
Una hoja de color verde.
Una hoja de color amarillo.
Siete monedas de uso corriente.
Una llave.
Una piedra de tu agrado.
Siete sahumerios, de aroma a lavanda.
Siete pétalos de rosas blancas.
Una vela combinada, roja y amarilla.
Una vela combinada, roja y blanca.
Una vela roja.
Una vela amarilla.
Una vela Llave.

Procedimiento para realizar el ritual.

En primer término se debe preparar un pequeño altar que se puede cubrir con un mantel blanco, luego se debe calar la naranja, de manera tal, que en ella se pueda colocar una vela. Luego se deberá escribir en la hoja de color verde el nombre completo de la, o las personas que están actuando de modo negativo con nosotros. Con este papel se procederá a envolver la vela combinada, roja y amarilla, y se la colocará dentro de la naranja.

A continuación, se ubicará la naranja en el centro del altar y alrededor de esta, en forma de círculo, se colocarán los siete sahumerios.

Luego de encender la vela y los sahumerios, se rociará la naranja con unas cuantas gotas de aceite y con un poco de azúcar. Seguidamente, se realizará el siguiente pedido: “Que la o las personas, (se puede decir el nombre completo), dejen de ejercer influencias negativas dentro de mi ámbito laboral”. Esto se repetirá tantas veces como personas sean, y en cada pedido se visualizará a la persona que se desea neutralizar.

Terminado el pedido, se debe dejar que la vela se consuma totalmente, para luego poner todos los residuos, de la vela y la naranja, dentro de una bolsa de residuos que se arrojará a una distancia de siete cuadras del propio domicilio, teniendo la precaución de regresar por un camino distinto.

Al siguiente día, y por la noche, se colocará en el centro del altar, la fuente de barro sobre la cual se pondrá la llave junto con la mitad de las hierbas, las dos cruces, las siete monedas, los pétalos de rosas, la piedra elegida, la hoja de color amarillo, en la cual previamente se habrá escrito nuevamente el pedido, motivo del ritual.

Alrededor de la fuente de barro se colocará la vela combinada de color rojo y blanco, la vela de color rojo, la vela de color amarillo y la vela llave. Luego se procederá a encender los carbones, y una vez que estén encendidos se les colocará el resto de las hierbas y se procederá defumar el lugar. A continuación, se encenderán las velas en el siguiente orden: primero la vela combinada, luego la vela amarilla, la vela roja y por último la vela llave, para abrir el camino, liberando las energías que tanto daño hacen.

Esta ceremonia se debe realizar durante siete días seguidos, utilizando la misma vasija, que se debe dejar en el mismo lugar. Cada día se recogerán los residuos de las velas y se los arrojará lejos del hogar.

Pasado los siete días, se tomará la llave, las monedas, la piedra, las cruces y se los colocará dentro de una bolsita hecha a mano, que se utilizará como amuleto personal de destrabe, se debe evitar que entre en contacto con otras personas, para que solo mantenga las energías personales.

Los restos de la vasija de barro se deben dejar en el lugar y se le colocar azúcar cada día, hasta que la situación laboral mejore. Una vez que todo haya cambiado, se juntarán todos los elementos de la misma y se los arrojará en un cruce de camino, de ser posible cerca del lugar de trabajo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *